“El encuentro cálido, subjetivo y humano de dos personas es más
eficaz para facilitar el cambio que el conjunto más perfecto de técnicas”